deco
teléfono 902 10 60 20
Buscar Toda la Web La Tienda Noticias RESOLVEMOS TUS DUDAS
El sueño de siete familias lesakarras convierte en realidad la ikastola Tantirumairu
15/10/17
Hace 43 años, los padres de siete niños de Lesaka emprendieron un camino lleno de obstáculos y dificultades para que sus hijos pudieran estudiar en euskera.

En una época en la que la dictadura franquista ponía trabas a un modelo educativo que no contemplase la lengua española, estos padres sacaron energía y aunaron esfuerzos para romper con las normas y las reglas establecidas porque para ellos "aprender nuestro idioma, nuestra cultura, nuestra historia... era una prioridad", explica Ainhoa Telletxea, una de las primeras alumnas de la ikastola Tantirumairu de Lesaka.

Los promotores no sabían qué fruto daría la aventura de crear una escuela nueva y diferente que permitiera recuperar y fortalecer la lengua que se hablaba en los hogares lesakarras, pero tenían muy claro que sus hijos aprendieran euskera y en euskera. Pero la apuesta por este nuevo modelo educativo era arriesgada. "En aquellos años, mis aitas me contaron que cualquier reunión que se convocaba para desarrollar el proyecto se hacía de manera clandestina", indica Xabier Portu, otro de los primeros antiguos alumnos del centro. A pesar del miedo a las represalias de la dictadura franquista y de los comentarios que pudieran surgir de los propios vecinos, este grupo de padres siguió adelante gracias a su inquietud y tesón.

Un largo recorrido Los siete alumnos emprendieron su andadura en 1974 en el edificio que alberga hoy la ikastola, gracias al cura del pueblo, don Paul, que cedió una bajera para que los pequeños de dos y tres años recibieran sus clases en euskera.

Los comienzos fueron difíciles, sin medios ni locales adecuados. Telletxea y Portu narran que tuvieron que recorrer diferentes ubicaciones hasta volver al emplazamiento actual de la calle Arretxea, 13, porque el número de alumnos iba aumentando con el paso de los años y no había espacio suficiente para acoger a todos ellos. Las aulas estuvieron repartidas por distintos puntos de Lesaka, llegando a ocupar locales y el antiguo cine de la localidad. "Recuerdo como impartíamos la clase arriba en el escenario en unas condiciones muy precarias", explica Portu. Unas limitaciones que se han ido superando con el paso de los años, en parte, al trabajo en auzolan de las familias implicadas en el centro educativo. Desde los orígenes de la ikastola, el trabajo comunal ha sido muy importante. "Todo el mundo colaboraba con todo, porque todo estaba por hacer", indica Telletxea. "El trabajo en auzolan ha sido imprescindible para sacar adelante esta iniciativa de la que hoy me siento orgulloso de haber sido partícipe", añade Portu.

En la actualidad, el centro educativo es una cooperativa que imparte Educación Infantil y Primaria. Cuenta con 113 alumnos y alumnas de 78 familias que, junto a socios y trabajadores, participan en la gestión de la ikastola. Tantirumairu es una institución plural que acepta respetuosamente las diferentes ideas sociales, políticas, filosóficas y religiosas de sus integrantes, y da acceso a todas las familias del pueblo, independientemente de su nivel socioeconómico. Este proyecto educativo toma al alumno como centro y es innovador y dinámico. Asimismo, se va adaptando continuamente para poder responder a las exigencias de la sociedad. En este sentido, Xabier Portu indica que se trata de "una pequeña familia, que a día de hoy, sigue estando unida".

Nuevo Oinez, nuevos objetivos En el año 1988, la ikastola organizó el Nafarroa Oinez por primera vez y el Gobierno de Navarra decidió no apoyar la edición. Esta negativa sensibilizó a un amplio sector de la población y provocó que más de 50.000 personas acudieran hasta Lesaka, superando así las previsiones de la organización.

En aquella ocasión se recaudaron entorno a 60 millones de pesetas, de los que 30 millones se destinaron a diversos gastos de preparación y otros 30, a arreglar el edificio de Otxogorrienea que acoge la ikastola. Aquel 9 de octubre, Eukene Oiarzabal, alumna de la primera promoción de la ikastola leyó unos versos de Bittoriano Gandiaga antes de proceder a cortar la cinta inaugural. Fue un día muy emotivo, porque todos estaban presentes. Este año lo vivirán con la misma intensidad, pero orgullosos de echar la vista atrás y de observar todo lo que han logrado.

A pesar de la falta de apoyo del Gobierno de Navarra, estuvieron presentes representantes de partidos políticos e instituciones como el entonces presidente de EA, Carlos Garaikoetxea; el lehendakari José Antonio Ardanza, el diputado de Gipuzkoa Imanol Murúa o el alsasuarra y consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno Vasco José Manuel Goikoetxea; entre otros.

Con la celebración del Oinez de este año, la ikastola tiene como objetivo atender las necesidades de un comedor mayor para poder servir la comida a todo el alumnado, un laboratorio, un aula para escolares con necesidades educativas especiales, aulas para dividir a los grupos duplicados y oficinas. Este edificio es ya "demasiado pequeño" para los 101 alumnos que tiene la ikastola en la actualidad, destacan.

(NOTICIASDENAVARRA.COM)
Ampliar Foto
Imprimir Noticia   Enviar a un amigo 
Primera FichaFicha AnteriorFicha Siguiente�ltima Ficha


Carrito de la compra
Ofertas Excepcionales
OFERTA  Zaldiko
Zaldiko
80,00 € - 50,00 €
OFERTA  San Cernin
San cernin
80,00 € - 50,00 €
OFERTA  Rey Europeo
Rey europeo
70,00 € - 60,00 €
OFERTA  FUENTE LEON
Fuente leon
90,00 € - 80,00 €
deco
deco
El momentico
© 2017 | T 902 053 118 | atencionalcliente@elmomentico.com
deco

Uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información